Situado en Almería, los alrededores del cabo de Gata están plagados de arrecifes volcánicos, como el de las Sirenas, y grutas excavadas por la fuerza del mar. Sus playas, escenario de míticos naufragios y leyendas, todavía pueden escapar del turismo masivo. El cabo de Gata es el escenario ideal en el que celebrar un romántico aniversario.

Imprescindible

Faro de Gata

Levantado sobre el antiguo castillo de San Francisco de Paula el faro, convertido hoy en un lugar privilegiado en el que contemplar el atardecer. Muy cerca se encuentra el mirador de las Sirenas, desde el que se puede observar el impresionante arrecife con el mismo nombre.

El Faro de Gata, a 7km de la localidad, está situado en un promontorio rocoso, sobre el antiguo castillo de San Francisco de Paula, desaparecido. Además de ser un lugar privilegiado para contemplan el atardecer, merece la pena pasear por las inmediaciones y acercarse al Mirador de las Sirenas, desde el que contemplar el llamativo arrecife del mismo nombre, resto de una antigua chimenea volcánica.

Frente al Cabo de Gata se encuentra la Laja, un arrecife sumergido donde un barco de vapor naufragó en 1929. Es uno de los lugares a visitar para los amantes del buceo junto con Los Escollos o Cala Higuera. Un fondo marino con barracudas, pecios, llamativas formas rocosas y praderas de posidonias, bajo la protección del Parque Natural.

Playas de Mónsul y los Genoveses

Estas dos ensenadas de arena oscura, aguas quietas y dunas fósiles son las más emblemáticas del Parque Natural. Ambas han servido de decorado para el rodaje de películas y videoclips.

Desde Cabo de Gata hacia Carboneras se extienden numerosas playas. Dos de las más emblemáticas son las Playas de Monsul y los Genoveses. Desde San José una pista permite acceder a estas dos playas de arena oscura y aguas tranquilas. La imagen de la Playa de Monsul es la más emblemática del parque gracias a su enorme duna viva y una enorme roca que se adentra en el agua. La playa está rodeada de erosionables paredes de lava que caen sobre la playa formando oquedades en las que refugiarse del sol.

Mirador de la Amatista

Situado en la parte alta de Isleta del Moro, este mirador ofrece unas espectaculares vistas sobre el paisaje volcánico de la zona.

Centro de Interpretación Las Amoladeras

Visitar este centro es imprescindible para tomar conciencia de la importancia del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

Para conocer mejor el Parque Natural de Cabo de Gata – Níjar es recomendable la visita al Centro de Interpretación Las Amoladeras, abierto de 10 a 15h. Posee varias salas de proyecciones y expositivas donde se propone al visitante un recorrido por los ecosistemas marinos del Parque que puede resultar útil antes de explorarlo.

Con más tiempo

La Almadraba de Monteleva

aldea de blancas casas localizada en la carretera que une San Miguel y el faro.

Un de las localidades más emblemáticas, cuya visita es una constante en los turistas que recorren la zona es La Almadraba de Monteleva. Una aldea blanca situada en la carretera que une San Miguel y el faro, con inmensas montañas de sal, debido a su pasado de explotación salinera, y una mas que interesante iglesia.

Buceo en el cabo de Gata

En el fondo marino es fácil avistar barracudas, praderas de posidonias y meros. Los Escollos o cala Higuera son dos de los lugares más atractivos para los submarinistas.

Imagen destacada |  Cabo de Gata, Almería. / Foto: Federico Gutierrez