Medinaceli, en Soria

Encaramada justo a un cerro en el valle del Jalón, la pequeña villa de Medinaceli se localiza en Castilla y León y se sitúa a unos escasos 75 kilómetros de Soria y a unos 150 de Madrid. El pueblo, el cual cuenta con unos 900 habitantes aproximadamente, se encuentra dividido en dos zonas, una situada junto a la carretera (la más moderna) y otra donde se encuentran los monumentos más significativos.

Por eso, en nuestra visita a Medinaceli, deberíamos destacar sobre todo las cosas que encontramos en ésta última zona, puesto que la nueva cuenta con poco atractivo turístico. Justo aquí, las calles angostas desvelan nobles casonas y rinconcitos donde encontramos plasmado el esplendor que un día tuvo esta histórica ciudad.Uno de estos es el arco romano, construido entre los siglos II y III posiblemente como puerta de entrada a la villa. Su estructura, provista de tres arcadas, se encuentra prácticamente intacta, aunque no podemos decir lo mismo de sus elementos decorativos.

Otros de sus lugares con más encanto es el Palacio Ducal, del siglo XVII, el cual domina la Plaza Mayor con su bonita fachada de factura clásica y acompaña a La Alhóndiga, el cual se sitúa justo a su lado. Éste último es un edificio que se construyó en el año 1653 y que servía antiguamente para almacenar el trigo.