Disfruta de la fusión entre lo moderno y lo clásico en una de las ciudades más importantes del planeta.

Conoce Alemania de la mejor forma, y que mejor que empezar por su capital, ciudad conocida en todo el mundo por su diversidad, tolerancia y cultura. Disfruta de sus 365 museos,  la isla de los museos es su mejor ejemplo, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Visita el distrito dedicado única y exclusivamente a las artes y las antigüedades.

Berlín es una de las ciudad con más historia de Europa. Lo que trae consigo infinidad de monumentos y edificios de diferentes épocas que seguro que le sorprenderán. Una nueva Berlín nació tras la caída del muro de en 1989 y lo hizo a lo grande. Una regeneración arquitectónica llegó a la capital alemana, contando con los mejores arquitectos del mundo.

Lo que no cambia en esta tierra alemana es su referente cultural. Cientos de edificios históricos, monumentos y museos recorren las calles de Berlín. Basta con un recorrido por sus barrios para ver la clara distinción entre antes y después de la caída del muro de Berlín.

Si nos centramos en el pasado visitaremos: la Puerta de Brandeburgo, la antigua entrada de Berlín y un símbolo de toda Alemania. El edificio del Reichstag fue la sede del Reinchstag durante el II Imperio Alemán. La Catedral de Berlín, el edificio religioso más importante de la ciudad. Y sin duda, no podemos dejar de visitar los resto del muro de Berlín.

Pero si realmente queremos conocer su historia, la ciudad alemana cuenta con cantidad de museos para que descubras con todo detalle el pasado de Berlín. Encontramos el Museo Histórico Alemán, el Museo del Muro del Checkpoint Charlie, el Museo Judío, el Museo Bode o el Museo de Pérgamo entre otros.

Pasea por el Tiergarten, principal parque de la ciudad, situado en el centro de la misma capital, y saca una foto de la ciudad desde el Siegessäule, monumento de 69 metros de altura, donde obtendrás unas vistas privilegiadas de la ciudad.

Visita el Kaiser-Whilhelm- Gedächtniskirche, iglesia en recuerdo a la futilidad de la guerra, disfruta de la Puerta de Brandeburgo, situada a pocos metros del antiguo muro que dividió el mundo en dos ideologías, y déjate caer por el Checkpoint Charlie, punto de acceso para extranjeros en el antiguo Berlín, que todavía se conserva. Actualmente junto a él, está situado el museo de la historia del muro y de aquellos que intentaron cruzarlo.

Visita el Unter den Linden, principal bulevar de la ciudad, o déjate caer por la catedral católica de Berlín, situada  en una plaza adyacente a esta avenida , justo entre la Ópera Staatsoper Unter den Linden y el Kommode.

Pero eso no es todo. Parques, plazas, palacios y  jardines abundan en Berlín.

Viaja a esta bonita ciudad para conocer de primera mano la gastronomía, cultura y diversidad de Berlín.

Imagen destacada |  Qué ver en Berlín